Yulia Navalnaya, viuda de Alexéi Navalni: “Continuaré el trabajo de mi marido” | Internacional

Yulia Navalnaya, la viuda del opositor ruso Alexéi Navalni, ha manifestado este lunes que seguirá adelante con la lucha de su marido por una Rusia libre y ha instado a sus seguidores a combatir al presidente Vladímir Putin con más furia que nunca. La muerte de Navalni, el pasado viernes, priva a la oposición rusa de su líder más carismático, mientras Putin se prepara para una elección que lo mantendrá en el poder al menos hasta 2030. En un mensaje de vídeo de nueve minutos lleno de rabia, Navalnaya, de 47 años, ha responsabilizado a Putin de la muerte del disidente, que tenía dos hijos. La única respuesta a tal crimen, ha proseguido durante la grabación, es continuar con el trabajo de su difunto marido por una Rusia libre y próspera. Los rusos, ha dicho Navalnaya, quieren vivir de otra manera, aunque parezca que hay pocas esperanzas.

“Quiero vivir en una Rusia libre, quiero construir una Rusia libre”, ha afirmado Navalnaya en el mensaje en vídeo titulado Continuaré el trabajo de Alexéi Navalni. “Te insto a que estés a mi lado”, anima en referencia a los opositores rusos, “te pido que compartas la rabia conmigo. Rabia, ira, odio hacia quienes se atrevieron a matar nuestro futuro.” Navalnaya ha acusado a las autoridades rusas de ocultar el cadáver del activista y de esperar a que desaparezcan los rastros del agente nervioso Novichok de su cuerpo.

Navalnaya siempre apoyó a su marido en sus batallas contra las autoridades rusas, asistiendo a sus numerosas apariciones ante la justicia; de pie junto a él en manifestaciones, y esperando a su liberación de prisión.

“Vladímir Putin mató a mi marido”, ha dicho Navalnaya. “Al matar a Alexéi, Putin mató a la mitad de mí: la mitad de mi corazón y la mitad de mi alma”. “Pero todavía tengo la otra mitad”, ha continuado frente a la cámara, “y me dice que no tengo derecho a rendirme. Continuaré el trabajo de Alexéi Navalni; seguiré luchando para nuestro país.”

El Kremlin ha negado su implicación en la muerte del opositor. Y ha declarado que las afirmaciones en Occidente de que Putin fue responsable son inaceptables. El presidente ruso ha advertido de que habrá una fuerte respuesta si las potencias extranjeras intentan entrometerse en las elecciones. Navalni, de 47 años, quedó inconsciente y murió repentinamente el viernes después de un paseo por la colonia penitenciaria Lobo Polar, en la región de Yamal-Nenets, en el Ártico, donde cumplía una condena de 30 años, según la versión difundida por el servicio penitenciario.

Moscú ha señalado este lunes que la investigación sobre la muerte del opositor está en curso.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

You may also like...