Las complejas renovaciones de Koke y Mario Hermoso con el Atlético | Fútbol | Deportes

El presente le dice al Atlético que este sábado tiene una oportunidad de cerrar el año con una victoria ante el Sevilla (16:15, DAZN) que le permita no descolgarse demasiado de la pelea por el título liguero. El futuro más inmediato le dicta que tanto Koke como Mario Hermoso, que finalizan contrato el próximo 30 de junio, serán libres el 1 de enero para negociar con cualquier club.

Ambas renovaciones son complejas porque en su trasfondo se entremezclan lo deportivo y lo sentimental con lo económico. El Atlético está inmerso en una política de renovaciones a la baja por la que ya han pasado en los últimos meses el propio Diego Pablo Simeone, Álvaro Morata y José María Giménez. Desde la dirigencia rojiblanca aseguran que Koke (31 años) y Hermoso (28 años) tampoco están fuera de esa línea de rebaja de la masa salarial trazada por el Miguel Ángel Gil Marín.

Esto ha provocado que, de momento, aún no hayan llegado a un acuerdo con la agencia de representación que ambos comparten. Los contextos de uno y otro son diferentes, pero la continuidad de ambos también está ligada por su condición de intocables para Simeone.

En el caso de Koke confluyen su condición de capitán y símbolo de la entidad con ser uno de los jugadores con un salario más alto del plantel, en torno a los nueve millones de euros netos. En 2014, al amparo de la conquista del título de Liga de 2014, de alcanzar la final de la Champions y del interés del Barcelona, firmó un jugoso contrato hasta 2019. En 2017, esa relación contractual fue ampliada hasta 2024. El club reconoce que Koke se ganó esas condiciones salariales elevadas y que las ha defendido con su rendimiento y su manera de ejercer la capitanía. Sin embargo, la entidad también asegura haberle trasladado una primera oferta que rebajaba considerablemente sus emolumentos actuales. Tanto que mostró cierta frialdad cuando hace un mes se pronunció al respecto en los micrófonos de Movistar. “Estoy disfrutando mucho y muy contento del trabajo hecho hasta ahora. No sé hasta dónde llegaré. Soy atlético de toda la vida e intentaré estar los máximos partidos posibles. No depende de mí”, dijo. Su mensaje creó inquietud entre la masa social, que ya ha comenzado corear su nombre a la mínima ocasión que puede para mandar un mensaje a la propiedad. Esta cree que lo más normal es que se acabe llegando a un acuerdo.

No sucede lo mismo con Hermoso porque este, con 29 años, está ante la ocasión de firmar uno de sus últimos grandes contratos. Tiene más mercado que Koke y el club sabe de primera mano que tiene ofertas de la Premier League. Centrales zurdos que salgan con la pelota jugada no abundan. Esta última es una característica muy apreciada ahora que el paradigma de juego que se impone es el de jugar el balón desde atrás para atraer la presión del rival y romperle con pases al espacio del jugador que queda libre.

Hermoso fue clave en el título liguero de 2021 cuando Simeone dio su primer paso para practicar un juego más elaborado. En ese sentido, también resultó fundamental para la necesaria recuperación de fútbol y resultados que experimentó el equipo tras el Mundial de Qatar. Hermoso no puede introducir en la negociación la baza de lo que supone Koke para la hinchada, pero ahora ya nadie discute su identificación con el club y con el proyecto de Simeone. Su carta es que el técnico es consciente de lo complicado que puede ser encontrarle un reemplazo con las limitaciones económicas con las que el Atlético acude al mercado.

Recientemente, Hermoso fijó este último partido del año ante el Sevilla para empezar a perfilar una decisión: “Es mi quinta temporada aquí, el Atlético supone mucho para mí, es mucho tiempo de aprendizaje junto al Cholo, soy mejor jugador y lo tengo en cuenta. Tras jugar con el Sevilla me sentaré a valorar todo. El Atlético está por encima de todo, pero también hay más cuestiones”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Oferta especial por tiempo limitado

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

You may also like...