La nueva propuesta de la Superliga: 64 clubes en tres divisiones, ‘streaming’ gratis y 5.000 millones de ingresos | Fútbol | Deportes

Apenas dos horas después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicara este jueves su fallo sobre el caso de la Superliga, A22, la empresa promotora del proyecto ha lanzado una nueva propuesta de competición que no se parece al plan inicial de campeonato cerrado con 12 equipos. Propone un campeonato de 64 clubes masculinos con tres divisiones y uno de 32 femeninos, con dos. Todos los partidos podrán verse gratis en streaming a través de una plataforma de nueva creación llamada Unify, financiada con publicidad. Aseguran que pueden obtener 5.000 millones de euros de ingresos anuales.

En este punto es en el que más se detuvo el CEO de A22, Bernd Reichart, este jueves en su presentación del formato. Aseguró que construirán una plataforma que permitirá un nuevo modo de relación entre los aficionados y el fútbol, sin la barrera del pago, que dijo que ahora dejaba fuera a millones de personas, en particular jóvenes. Confía en la capacidad de producir ingresos de las audiencias millonarias que imagina al convertir el acceso en gratuito. La plataforma será propiedad de los clubes participantes y de los inversores que participen en su desarrollo.

En 2021, cuando se presentó el primer modelo de Superliga, el proyecto contaba con una financiación de casi 4.000 millones de euros proporcionada por JP Morgan para más de 20 años. Reichart evitó este jueves aclarar con qué tipo de financiación cuentan en este caso. Se limitó a explicar que de momento se están ocupando de conseguir recursos para construir Unify.

En cualquier caso, y también sin detallar de dónde proceden los fondos ni en qué condiciones, la compañía aseguró en un comunicado disponen de los suficientes “para asegurar la estabilidad en el lanzamiento de la competición”. Dice que “los ingresos de los tres primeros años están garantizados y dicho importe supera lo previsto en el próximo ciclo”. Además, asegura que destinarán a pagos de solidaridad el 8% de los ingresos de la Superliga: calculan que aportarán al menos 400 millones de los 5.000 millones que creen que pueden generar.

Reichart tampoco quiso aportar nombres de clubes que hayan mostrado un interés real en sumarse al nuevo proyecto, una vez que el TJUE ha despejado el camino: “Dar nombres, dividiría al fútbol. No queremos dividir, queremos unir”, dijo.

Cómo es el campeonato

En el caso del campeonato masculino, al que se accedería por “méritos deportivos, y no tendrá miembros permanentes”, el funcionamiento sería el siguiente:

Tres divisiones. Star League (16 equipos), Gold League (16) y Blue League (32). El acceso a la Blue League se basa en el rendimiento en las ligas nacionales.

Liga y playoffs. En cada división se forman grupos de ocho equipos, lo que garantiza al menos 14 partidos para cada uno, siete en casa y siete fuera. Los cuatro primeros de cada grupo se cruzan a doble vuelta en cuartos de final y semifinales. Hay un campeón de la Star League y otro de la Gold League.

Ascensos, descensos y entrada al campeonato. Al final de la temporada, los dos últimos clasificados de la Star League bajan a la Gold League, y los dos últimos de esta, descienden a la Blue League. Los finalistas de la Gold League juegan la temporada siguiente la Star League. Además, de la tercera división, la Blue League, salen 20 equipos cada curso, que se reemplazan por otros 20 seleccionados en función de sus resultados en sus respectivas ligas nacionales. A22 aún no ha determinado los criterios de acceso, que pretende terminar de definir con los clubes.

Cómo empezaría la primera edición. Tampoco hay mucho detalle todavía, pero A22 dice que en el primer año de la competición “los clubes serán seleccionados en función de un índice de criterios transparentes basados en el rendimiento”.

La competición femenina propuesta seguiría los mismos principios que las ligas masculinas, aunque solo tendrá la Star League y la Gold League, que contarán con 16 clubes cada una, divididos en dos grupos de ocho, en los que se seguirá el mismo sistema de competición y de ascensos y descensos entre esas divisiones. Al final de cada temporada, cuatro equipos dejarían la Gold League y entrarían otros cuatro en función de su rendimiento en sus respectivas ligas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

You may also like...