El sector de la seguridad muestra su lado tecnológico | Negocios

La seguridad hace girar el mundo. Detrás de las cámaras de videovigilancia, de los equipos para detectar elementos peligrosos, de los sistemas inteligentes que avisan de un incendio, o de aquellas herramientas que procuran el bienestar de los empleados, hay toda una industria que mueve miles de euros anualmente y que ha sabido capear los vaivenes económicos de los últimos años. “Es un sector que silenciosamente está ahí para hacer que todo lo demás funcione y que es necesario para el crecimiento de un país”, dice María Valcarce, directora de Sicur, el salón internacional de todo lo que tiene que ver con la protección, que se celebrará del 27 de febrero al 1 de marzo en Ifema Madrid.

Sicur —la más longeva de las ferias que organiza el consorcio constituido por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Cámara de Comercio e Industria y la Fundación Montemadrid— ha ido evolucionando a lo largo de los años conforme al desarrollo tecnológico y las nuevas necesidades de seguridad. Actualmente, la feria se enfoca en exponer las novedades de tres de sus vertientes con mayor empuje: la seguridad (encargada de prevenir los actos maliciosos), la seguridad contra incendios y emergencias, y la seguridad en el trabajo (todo aquello que tiene que ver con el cuidado del empleado). A ello se une un programa de actividades sobre ciberseguridad. “Las ferias siempre son un reflejo de la realidad. Y Sicur es la casa de todas estas actividades, el punto de encuentro en común donde se reúnen cada dos años y donde se recoge toda la cadena de valor del sector”, explica la representante de Ifema Madrid.

A esta edición asistirán 654 empresas, procedentes de una treintena de países. “Casi el 25% son internacionales”, destaca Valcarce. “Esperamos que asistan en torno a 40.000 profesionales a la feria que, por cierto, es la más importante a nivel ibérico y que tiene un puente fundamental con los países de América Latina”, resalta. Un ejemplo de ello es la presencia en Ifema Madrid de los organizadores de la feria internacional de seguridad ESS+ (impulsada por Sicur), que se celebrará en Bogotá, Colombia, el próximo verano. El equipo de ESS+ atenderá a todas las compañías que quieran exponer sus productos en la ciudad latinoamericana.

“Confiamos en que Sicur 2024 siga contribuyendo a destacar el papel vital que juega la seguridad privada en la protección de la sociedad, impulsando el reconocimiento de nuestro sector y fortaleciendo su imagen”, afirman fuentes de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser). Según esta asociación, en los últimos años, marcados por la covid-19, las tensiones geopolíticas, los problemas en las cadenas de suministros y el aumento en los precios, han impactado en su facturación, que se ha mantenido en los mismos niveles de 2008.

“Nuestro informe económico más reciente indica que el año 2022 concluyó con un incremento del 4,3% en la facturación interanual, alcanzando los 4.622 millones de euros. Para 2023, las proyecciones sugieren que el sector mantendrá una trayectoria positiva, anticipándose un crecimiento aproximado del 5% en la facturación global de la industria”, aseguran los expertos de Aproser. “Es importante mencionar que estas previsiones están condicionadas por la situación de incertidumbre actual, derivada tanto del contexto político y económico nacional como del impacto de los conflictos bélicos que persisten”, arguyen los especialistas de esta asociación que contabiliza unas 1.570 empresas operando a nivel nacional, con un total de 89.000 profesionales. “Llevamos años en los que nuestro sector y nuestra economía en general han sido puestos a prueba”, añade Adrián Gómez, presidente del Comité Organizador de Sicur y también presidente de la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (Tecnifuego).

Pero a pesar de los baches en el camino, las empresas de este ramo gozan de buena salud. “Se han sabido adaptar a los tiempos y han continuado invirtiendo en mejoras, tecnologías, formación y desarrollando el negocio”, subraya Gómez. “Las cifras constatan su recuperación. Durante 2023, la facturación total ha aumentado casi un 10%, alcanzando los 2.953 millones de euros. Se trata de un dato especialmente favorable, ya que se han superado las cifras anteriores a la crisis sanitaria”, afirma el representante del gremio con 900 compañías que emplean a unas 18.000 personas en el país.

El factor en común entre las empresas que participan en Sicur, dice Valcarce, es que todas acuden con alguna innovación o desarrollo tecnológico. “Hemos hecho, gracias a un jurado, una recopilación de las 26 novedades que más destacan en esta edición”, asegura. En seguridad laboral, por ejemplo, sobresalen los guantes que integran un viricida en su recubrimiento o las botas con tecnología de pulverización, lo que les permite ser un 45% más ligeras que las de PVC. También destacan los equipos de monitoreo que miden sílice cristalina respirable en tiempo real o la cantidad de amianto en el ambiente, así como la escalera con un primer peldaño sonoro, con el fin de avisar de que el usuario ha llegado abajo del todo y puede pasar de la escalera al suelo.

Rescates en carretera

En el ámbito de la protección contra incendios y emergencias, se expondrán herramientas de estabilización automática para rescates en carretera y sistemas portátiles de extinción de incendios. En el campo de la seguridad contra actos malintencionados, se darán a conocer algunas soluciones dotadas de inteligencia artificial para la detección de elementos peligrosos en aparatos de rayos-x, así como asistentes virtuales para interfonía basados en algoritmos. “Con esta galería buscamos destacar las innovaciones que el sector ha desarrollado en los últimos dos años”, indica Valcarce. Además, la feria contará con una nueva sección: Exo Corner, un espacio en el que se abordará la irrupción de los exoesqueletos en la seguridad y la salud laboral, y que se ha desarrollado en colaboración con el Instituto de Biomecánica (IBV).

“Nuestra industria, como buena industria tecnológica, cambia constantemente adaptándose a los nuevos sistemas y productos”, comentan desde la Asociación Española de Empresas de Seguridad (AES), organismo que aglutina unas 1.600 firmas. Las empresas de esta actividad (dedicadas a la seguridad física y vigilancia electrónica) viven un contexto de escasez de vigilantes, ingenieros y técnicos expertos en la materia, a pesar de que su papel en la sociedad es relevante. “En todos los escenarios de tensión y crisis, la seguridad privada aporta un valor trascendental… sin ella, se llevaría al país al caos absoluto”, resaltan desde AES.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

You may also like...